martes, 5 de octubre de 2010

La construcción de noticias

Aparte del Social Media, si hay una cosa que me atrae del mundo de la comunicación es la construcción de noticias, en concreto, la planificación de acciones dirigidas a obtener cobertura en televisión. Esta misma semana leí con atención las 5 claves que proponía Begoña González en Medios Sociales.es para conseguir que un evento se convierta en noticia televisiva. Eran éstas (cito):

  1. Story telling: Es importante tener un hilo argumental ajustado a las historias de televisión, que contenga un enfoque social, o de interés general, que pueda atrapar unos valiosos segundos en un telediario de prime time.
  2. Testimonios: Trasportar la historia a personas reales, que la cuenten de primera mano, que le den profundidad social a nuestro argumento, es también decisivo.
  3. Escenario: Tan importante como la historia es la representación visual de la misma, ya que es imprescindible trasladar a imágenes nuestro story telling. Por ello, es fundamental enmarcar la acción en un escenario que recree el contenido que deseamos.
  4. Momentum informativo: Las vacaciones de verano, la vuelta al cole, navidad, los propósitos de año nuevo… son temáticas clásicas en las agendas informativas de los medios de comunicación y por ello debemos tenerlas en cuenta y, sobre todo, aprovecharlas para emplazar contenidos en televisión.
  5. Emplazamiento de marca o producto: Al crear este tipo de eventos corremos el riesgo de que la misma historia que hemos creado fagocite nuestra marca o producto. Por ello, que la historia esté íntimamente ligada al producto o marca de nuestro cliente y darle presencia visual es fundamental.

Partiendo de esta propuesta esencial, me gustaría analizar, profundizar e incluso aportar otras pautas vitales a la hora de trabajar con la redacciones de informativos, y en general, con televisión. Allá vamos!


1. El power point ha muerto. Al inicio del post que publicó Begoña apuntaba que "la rueda de prensa ha muerto". Efectivamente, una tele que acude a un evento no tiene tiempo de tragarse tu discurso comercial frente al atril. Ni tampoco estará dispuesta a esperar mientras un portavoz habla delante de un power point. Si estás trabajando para televisión, olvídate de presentaciones, slide y discursos previos. Acaso ¿cuántos power points has visto en las noticias?

2. Quítale la corbata al Director de Marketing (e incluso deshazte de él). Puede parecer absurdo, ¿verdad? Pues no. Si lo que quieres es que el público (que está sentado en el sofá o rebañando el plato de la cena) se identifique contigo, tendrás que adaptar tu mensaje y aportar testimonios con los que se identifique dicho público. Como señaló Begoña, dale un enfoque social a tu noticia. Pero además, sé coherente entre enfoque social y testimonios (también sociales), "fuera corbata". Voy a ir más allá, ¿por qué damos por sentado que uno de los portavoces debería ser el Director de Marketing?

Piénsalo, quizá tu noticia necesitaría estar en boca de gente "de la calle", testimonios cercanos y portavoces (profesionales) que adopten el tono adecuado para trasladar el mensaje. De esto debemos aprender (y mucho) de la publicidad. Salvando las distancias, imagínate que en los anuncios de IKEA, en lugar de salir gente disfrutando de su casa, apareciera el Director de Marketing diciendo que compres muebles prácticos, cómodos y modernos para decorar tu hogar. En cualquier caso, no olvides que deberás aportar más de un testimonio y que cada uno de éstos deberá sostener un ángulo de visión diferente y complementario.

Ojo, con los emplazamientos ocurre lo mismo. Las televisiones necesitan grabar gran cantidad de imágenes. Si sólo dispones de 1 escenario, la narración visual puede acabar siendo repetitiva e incluso inservible para su emisión. Por lo tanto, ten en cuenta que necesitarás ofrecer más de 1 escenario.

3. Sustituye la hora del evento por una agenda. ¿Por qué nos empeñamos en obligar a las teles a que vengan a una hora si podemos trabajar con ellos de forma personalizada? Como ya dijimos, no vas a dar ninguna rueda de prensa (que sí precisa de una hora exacta y puntualidad), ni vas a mostrar un super power point. Así que sé flexible. Dales la oportunidad de elegir, ofréceles una horquilla horaria (o incluso días diferentes). Organiza una agenda. Ten en cuenta que si limitas tu evento a una hora, quizá haya periodistas que no puedan acudir justo en ese momento, pero sí una hora después. Te compensará y las teles te lo agradecerán.

Por cierto, no les hagas esperar. Tenlo todo previsto para que cada equipo de televisión pueda ir avanzando. Por ejemplo, mientras le facilitas a Telecinco (que acaba de llegar) uno de los testimonios, a TVE (que llegó a primera hora) le podrías ayudar a grabar unos totales o las declaraciones de otro de los testimonios. Así todo resultará más ágil.

4. El mito del "día festivo". Muchas veces, cuando buscamos la fecha ideal para un evento descartamos de forma categórica aquellas semanas que son más cortas, porque uno de los días es festivo o porque hay un puente. En las agencias y departamentos de comunicación se suele oír "uy, hay un día festivo por medio, mejor lo pasamos para la siguiente semana". ¿Qué pasa? ¿Que esa semana no van a prepararse informativos? Si hasta los días festivos hay telenoticias. Si bien es cierto que muchas redacciones se quedan bajo mínimos, no es menos verdad que el informativo va a durar los mismos minutos que un día cualquiera y necesitan contenidos. Ahí tienes una oportunidad.

5. La importancia de convertirse en fuente de información. Aún habiendo preparado la convocatoria de prensa perfecta, puede que tu mensaje pase desapercibido entre las redacciones de televisión (entre otras cosas porque reciben cientos de convocatorias cada día). Es vital conocer quién está detrás de un correo, a quién envías la convocatoria, quién está al otro lado del teléfono y qué tipo de contenidos le interesan. Sólo el tiempo y la experiencia te ayudarán a convertirte en fuente de información para el periodista. Hasta que llegue ese momento, sé muy cuidadoso a la hora de ofrecer contenidos, lanza tus convocatorias sólo cuando tengas algo realmente interesante (sigue el Método Matías), organiza los eventos teniendo en cuenta las necesidades del medio (en este caso, TV) y no olvides recordar algunos puntos clave (story telling, testimonios, escenarios, momentum informativo, emplazamiento de marca o producto).


Continuará.

2 comentarios:

Mamá dijo...

Hola Diego,
Gracias por citarme... ya sabes que muchas de estas cosas las aprendí contigo.

Muy interesantes todas tus aportaciones. ¡Tomamos nota!

Gracias

Begoña

lociertoesque dijo...

Muchas gracias Begoña!!