martes, 22 de diciembre de 2009

El spot de TVE sin publi

No salgo de mi asombro (ésta es otra de esas frases que siempre quise decir)! Me he quedado perplejo al ver un anuncio de TVE, quizá uno de los últimos que va a emitir. Todos sabíamos que tarde o temprano llegaría el día en que la televisión pública se vería obligada a "respetar" la legislación. Y ese día es el 1 de enero de 2010, fecha en la cual, TVE dejará de emitir publicidad. Pero éste no es el motivo de mi asombro.

Lo que me ha dejado perplejo es el spot de TVE para anunciarlo, su atrevimiento. Dice así: TVE sin publi. Porque alguien lo quiere así. Tú. Señores aministradores del organismo público RTVE. Aparte de que la sociedad reclame una televisión con menos publicidad, ese alguien que lleva años reclamando una TVE sin cortes es la Ley y, a lo sumo, las cadenas privadas que llevan años denunciando a RTVE por "competencia desleal".


Por si alguien no lo sabe, RTVE es un organismo público cuya financiación debería provenir sólo y exclusivamente de dinero público. Sin embargo, durante largos años ha usado un modelo mixto, financiándose a su vez con el dinero de aquellas entidades privadas que pagaban por emitir publicidad dentro de Televisión Española. No me extraña que las privadas se quejaran. Y con razón. Lo que no entiendo muy bien es la gestión que se ha hecho de este organismo. A pesar de recibir ingresos por partida doble está "en quiebra".

En definitiva. No nos engañen (por última vez, ya que no van a poder colarnos más anuncios). Ni la sociedad, ni la audiencia son los "motores" de este cambio. Lo son las leyes y las cadenas privadas, en todo caso. Es muy interesante el ejercicio que ha hecho TVE por intentar darle la vuelta y poner en positivo una mala noticia para el ente público. Pero no se puede jugar con la veracidad de las cosas. Es un camino peligroso, en el cual se corren riesgos: pasar de una TVE sin publi a una TVE sin público.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Cinco cosas que molestan de Facebook, relacionadas con hábitos erróneos

Cinco cosas que molestan de Facebook, relacionadas con hábitos erróneos:

1. Acabar etiquetado en una fotografía, cuando ni siquiera sales en la foto. Es una práctica cada vez más extendida. El que te etiqueta sólo busca que visites la página o el cartel que ha creado, con el objetivo de promocionar su evento, concierto o lo que sea. Es intrusivo, no sólo porque te relacionan con una imagen que poco o nada tiene que ver contigo, sino porque además dicha fotografía se agrega a tu álbum de fotos, quedando a la vista de los demás.

2. Tu muro de Facebook se convierte en un muro para que los demás "peguen" sus carteles. En este sentido, Facebook se parece cada día más a MySpace. Un gran numero de usuarios (cada vez mayor) utiliza los muros ajenos para promocionar sus acciones, obteniendo difusión gratuita. Lo realmente molesto es el escaso deseo (de este tipo de usuarios) por leer, dialogar y saber algo del lugar donde "pegan" sus carteles.

3. Abrir la cuenta de Facebook y encontrar 48 invitaciones para eventos, 32 sugerencias de páginas, 11 solicitudes de amistad y 17 mails de los cuales sólo uno realmente había sido escrito para ti, el resto SPAM.

4. Encontrar mensajes del tipo "Anselmo del Río te suguiere que te hagas Fan de Anselmo del Río". Sobran las palabras.

5. La mayoría de compañías, marcas y productos están en Facebook de forma ilegal. Construyen sus páginas sobre un perfil personal (destinado a personas) y no sobre un perfil público (destinado a organizaciones y empresas). Las compañías desconocen la política de esta red social que prohibe a las empresas crear pefiles personales.

Ojo, si agregas una compañía, marca o producto como Amigo les estás dando acceso a tu información personal. Además, implica que la cuenta de dicha empresa se ha construido sobre un perfil personal, de forma ilegal (según la política de Facebook). Con las compañías, marcas o productos se pueden establecer relaciones de Fan, Seguidor o unirte a su Grupo.

Si eres una empresa y estás presente en Facebook, revisa el tipo de perfil que tienes. En el caso de que sea un perfil personal Facebook puede borrar tu cuenta sin previo aviso.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Redes sociales: exteriorizando cambios

La política me gusta, los políticos me aburren. Y éste no es un blog para hablar de ministras que se reúnen con blogueros, ni de artistas reunidos que amenazan a políticos con la llegada del juicio final (para los que aún no sepan de qué estoy hablando, pueden hacer clic en los enlaces y leer a Enrique Dans e Ignacio Escolar).

Ambos temas (me) inquietan, afectan, atraen, motivan e incluso hacen pensar. Son dos noticias sintomáticas. Internet gana peso. Los medios sociales se "democratizan". Pero no diría que “se avecinan tantos cambios” (como me gustaría). Más bien, ha comenzado a exteriorizarse lo que meses (años) atrás se fue tejiendo. Como en tantas otras cosas, pasamos del anonimato a la moda. De lo contrario sería imposible entender lo que ocurre con la publicidad de esta navidad. El regalo estrella: un móvil (o una cámara digital) con acceso a redes sociales.


Ojito, que hay otra cara relacionada con tanta difusión. Redes sociales por aquí, redes sociales por allá. Un simple análisis de los informativos de televisión te lleva a la siguiente conclusión: red social=peligro. Ayer viendo una trágica noticia se señalaba que "lo último que hizo la víctima fue conectarse a las redes sociales", como si las redes sociales fueran el origen del mal. ¿Ya no te acuerdas cuando a los videojuegos les pasaba lo mismo?

jueves, 29 de octubre de 2009

La televisión quiere parecerse a internet

No es un indicio, es una confirmación. La televisión quiere parecerse a internet. Hay pruebas evidentes. La Sexta completa regularmente sus informativos con videos de Youtube. Antena 3 Noticias ha cambiado su cabecera, la imagen central es un portátil. ¿Decisión tomada al azar? Ya no resulta extraño ver a Matías Prats hablando de la canción del Otoño, "No te metas en mi facebook", o de las últimas tendencias de internet (gente anónima que graba videos colaborativos, un plano secuencia donde participan más de 100 personas, con escasos recursos técnicos, cantando en playback una famosa canción).

De lo que no hay duda es que algunos contenidos creados para internet se convierten en acontecimientos (tendencias pasajeras) con consecuencias off line. Quizá el caso reciente más sonado sea el de la retransmisión de un concierto de U2 en directo y en streaming a través de Yotube. La noticia ha dado la vuelta al mundo (porque son U2 y porque es Youtube) pero no es el único caso. En España, esta labor de emitir conciertos (y entrevistas) en streaming la está poniendo en marcha Rockola.fm. Permitidme que barra para casa, aunque de momento os dejo con la miel en los labios. Muy pronto podré contaros un secreto.

Algo está sucediendo. Asistimos a una lluvia de noticias relacionadas con internet y música. "MySpace y Facebook negocian para compartir contenidos". "Google lanza Google Music, donde podrás buscar música y descargar canciones". ¿Cuál será la siguiente noticia?

martes, 20 de octubre de 2009

Se perdió la magia

Estaba sentado. Casi con los ojos cerrados. Concentrado. Todo lo que había a mi alrededor casi había dejado de existir, absorvido por la melodía de las canciones. La música había tomado el poder (como en otras ocasiones). Podía sentir los matices de cada instrumento, el sonido que hacen las cuerdas cuando las manos pasan de un traste a otro. De repente!! "Tin tilín tilín. Tin tilín tilán. Este veranito, toma ron Brugal. Tin tilín tilín. Tin tilín tilán. Llama a los vecinos, toma ron Brugal". Se perdió la magia: Spotify.

Por fortuna, la música tiene la capacidad de volverme a absorver con facilidad. Recupero el hilo y me olvido de lo que no me hace "tilín". Pero la estrategia de Spotify es concisa, constante e incisiva. Los cortes se repiten cada vez con más frecuencia. ¿El objetivo? Que te hagas usuario Premium (= de pago). Y lo intentan, vaya que si lo intentan. De dos maneras. Una, con su propia publicidad: "Hazte Premium y disfruta de la música sin interrupciones". Dos, destrozando los oídos de los usuarios, rompiendo la magia , acortando los tiempos entre una interrupción y otra. E incluso, a falta de un anuncio, metiendo dos o tres seguidos.

Por supuesto, la estrategia de Spotify es lícita (y molesta). Dicen por ahí que Spotify está "regalando" los anuncios con tal de tener contenidos para los cortes, que lo importante es el objetivo "premium". Insisto, es lícito. Pero el poso que me queda es un mensaje, "Pagad malditos!
Tin tilín tilín. Tin tilín tilán. Este veranito, corte Spotify".

martes, 13 de octubre de 2009

El anuncio de Facebook

La relevancia no es una cualidad que posean las cosas. Pertenece al ámbito del individuo. En función del punto de vista de cada uno, algo puede ser relevante (o irrelevante). Por lo tanto, la determinan las personas. Y hoy quiero hablar de algo tan irrelevante como breve. Pero "Lo Cierto es que" es así (también me gusta pensar en cosas pequeñas). Dejemos los decálogos sobre medios sociales para los gurús.

¿Te has fijado en los anuncios que aparecen en Facebook? Veamos uno. "Eres guapo". A continuación se muestra la foto de una mujer. "¿Pero puedes superar mi puntuación de 8/10?". La humanidad ha avanzado en muchas cosas (en otras no). En publicidad estamos rescatando la prehistoria. Volvemos a la caverna. A los instintos. Querido anunciante, el ser humano no es un organismo unicelular. Es más, se le considera un animal inteligente. No responsabilizaremos a Facebook de la campaña, que bastante tiene con lo suyo (se cargaron las cuentas de 150.000 usuarios aunque las están rescatando a la velocidad del rayo). Ya sabéis: cuidadín con el botón de Supr.

martes, 6 de octubre de 2009

Las relaciones "invisibles" de los blogs: Lo que hay detrás

¿Deben los gobiernos meter mano a los blogs? ¿Es necesaria una Ley que regule su ejercicio? En Estados Unidos ya han tomado partida y la respuesta es sí. Hoy he leído en el Navegante (cada día más escondido en la web de El Mundo) que "la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos ha aprobado una directiva que impondrá multas de hasta 11.000 dólares a aquellos autores de blogs que no informen de su relación con anunciantes".

Hablemos claro. No creo en la objetividad del periodismo (lo dije). Es hipócrita. Cualquier medio de comunicación tiene un punto de vista particular y concreto. Desde el mismo momento en que un cámara recoge una imagen se está acotando, delimitando la visión del "mundo" y decidiendo lo que es y lo que no es noticia. Para que exista "objetividad", exigiría a los medios de comunicación transparencia. Les obligaría a mojarse. Porque los ciudadanos tienen derecho a saber quién les está informando. Excepto que tengas curiosidad por saber lo que hay detrás, casi nadie (y es triste) se plantea este tipo de cuestiones.
Y no me refiero al debate "es que El Mundo son del PP y El País del PSOE". Consumimos contenidos, los digerimos, sin ir más allá.

Esta opinión (personal) la trasladaría al mundo del blog (con matices). Por supuesto que hay gente independiente que cuenta lo que le parece y según le viene en gana (posiblemente la gran mayoría). Pero también hay blogs con intereses, partidistas, y que tienen establecidas relaciones "invisibles" con marcas comerciales. ¿Cuál es el escenario? Compañias que envían productos para que los testeen blogueros. Blogueros que prueban esos productos y después hablan (libremente) de ellos en su blog. Internautas que leen la opinión del bloguero en relación a dicho producto. Hasta aquí es sencillo de entender, pero la trama se complica.

Veamos un ejemplo. Soy lector (desde hace años) del blog de tecnología Tu Experto. Incluso en ocasiones he colaborado con ellos (y con otros blogs). Desde la agencia de comunicación (donde trabajaba) les facilitábamos gadgets (de una marca concreta) para que los probaran. ¿Qué había detrás? El interés de una empresa que deseaba que sus productos aparecieran en Tu Experto, ya que son considerados prescriptores para el público objetivo de dicha compañía. Es más, posiblemente la presencia y las opiniones vertidas en el blog podrían incidir en una deción de compra (palabras extraídas de una conversación con un director de marketing).

Demos otro paso más. Tu Experto tiene publicidad. Casi siempre del mismo anunciante (o al menos yo encuentro siempre a los mismos), ACER. Sigamos. Tu Experto tiene una sección titulada Guía de Compras (que nos remite a un lugar llamado Tus Equipos). En esta sección nos dan consejos, por ejemplo, para comprar un netbook. Curiosamente, y aunque aparecen mencionados equipos de diferentes marcas, te quedas con la sensación de que los netbooks de ACER son los recomendados (ojo, es mi sensación nada objetiva). ¿Casualidad? ¿Simple afinidad con la marca? ¿Acuerdo entre Tu Experto y ACER para la redacción de contenido editorial dirigido a destacar los productos de una marca? ¿O es que realmente ACER son los mejores?

Que cada uno saque sus conclusiones. En Estados Unidos ya las han sacado y han decidido que este tipo de actividades, como la de Tu Experto, serían ilegales si no se menciona "LO QUE HAY DETRÁS". ¿Se está limitando la libertad de expresión o se está obligando a los blogs a que sean transparentes? ¿Tú qué opinas? Lo único que tengo claro es que la línea que diferencia el mundo blog del mundo de los medios de comunicación (tradicionales) está muy difusa. Espero que se hable de estos temas en el EBE (Evento Blgo España) y FICOD (Foro Internacional de Contenidos Digitales). Me voy a leer Tu Experto.

jueves, 1 de octubre de 2009

El inicio del fin de Twitter

¿Es mi impresión o Twitter ha iniciado su caída? Me explico. No os rasguéis las vestiduras (esta expresión huele rancia). Ya sé que el número de usuarios va en aumento. Que al fin se puede usar en el móvil. Que tiene una nueva inyección económica proveniente de un grupo de inversores. Pero últimamente tengo la sensación de "hasta aquí hemos sido capaces de sorprenderte, Diego".

Supongo que forma parte de un proceso natural. El efecto "novedad" se ha disuelto. El dinamismo que en sí mismo posee, y que es tan efectivo, termina por resultar estático cuando no encuentras ninguna variante. Si a esto le sumamos el desconcierto que producen ciertos contenidos, el desánimo va en aumento. Me da la sensación de que no soy el único, porque se ha bajado el nivel de grandes tweets. Lo diré en clave estadística: Hace tiempo 1 de cada 10 tweets que leía era un descubrimiento. Hoy lo es 1 de cada 100. Esto me hace pensar que hay una pérdida de interés también en el que escribe, retuitea o sindica contenidos. ¿Me equivoco? ¿No os pasa lo mismo?

Quizá debería haber empezado esta discusión (conmigo mismo) indicando que Twitter me apasiona. Aquel que haya leído Lo cierto es que sabrá a qué me refiero. También lo defenderé como herramienta imprescindible de comunicación (para determinados objetivos estratégicos) y diálogo (con segmentos de público concretos). Además, me excita la idea de pensar que aún hay terreno sin explorar en Twitter, mejor dicho, terreno que aún no ha sido definido plenamente, como por ejemplo la medición (cuantitativa y cualitativa). Hay muchas cosas por hacer. Pero Twitter (a nivel usuario) deja de sorprenderme. Y seguro que no soy el único.

martes, 29 de septiembre de 2009

No fabrica para otras marcas

Un poco de contrazapping (término que no aparece en la Wikipedia) para empezar. Cinco minutos de publicidad dan para mucho. Aparece la cuenta atrás de un reloj (¿hasta cuándo durará esta moda del contador?) que dice "te quedan 4 mintos y 59 segundos para volver a sentarte delante del televisor" . Vas al baño. Pones en el micro unas palomitas (¿por qué siempre queda tanto maiz sin hacer?). Vuelves al sofá. Se apodera de ti la ansiedad y abrasas tu lengua con una palomita ardiente. Vuelves a buscar la postura frente a la tele. Presencias la batalla de marcas blancas contra marcas (las de "toda" la vida). Botes, tetrabricks, envases que se desnudan hasta quedarse en "blanco" y un claim: Si pagas más es porque quieres. Botes, tetrabricks, envases que se visten de pies a cabeza y un claim: Danone no fabrica para otras marcas. Son muchos los ejemplos y tan evidentes que parecen de manual. ¿Quién ganará la batalla? El precio (y esperemos que el bolsillo).

Cambiemos de escenario pero sin perder de vista el lema de hoy: "...no fabrica para otras marcas". Hablemos de los medios sociales. ¿Es lícito que un pseudo-community manager postee con nick y personalidad falsos en favor de los intereses de una compañía? En el entorno 2.0 deberíamos acabar con ciertas prácticas, como el posting encubierto. Son los profesionales, gurús, expertos o aprendices los que deberían dar el paso y decir "no fabrico post para otras marcas".

Internet no es verdadero, de echo es terreno ideal para la metira y los organismos bipolares. Pero la responsabilidad no es de la red, sino de las personas que forman parte de ella y la construyen. Me viene a la cabeza otro debate. ¿Las redes sociales son peligrosas, violentas, nocivas? No. Lo son las personas que hay detrás de una identidad. El problema no radica en los medios sociales sino en la sociedad misma. Y la clave es la educación. Si desde niños nos enseñaran a entender (y ver con curiosidad) los contenidos de los medios de comunicación y los medios sociales otro gallo cantaría.

Por cierto, ayer Risto Mejide apuntó algo muy intenresante en su programa G-20: Cuidadito con internet. Igual que hay tele-basura también hay internet-basura. Os dejo pensando en ello. Volvemos en 4:59 segundos.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

¿Dónde están las grandes ideas?

Me gustan las noticias. Sobre todo, me gusta jugar, curiosear y preguntar ¿quién estará detrás? ¿Cómo construyeron la noticia? ¿Qué ideas triunfan en las redacciones y por qué? Antes de proseguir. Sí, las noticias se construyen (al menos, muchas de ellas). Hay gente detrás, que ni siquiera trabaja en la propia redacción del medio de comunicación que las difunde. Los "autores" son departamentos de comunicación de compañías (grandes y pequeñas) y agencias de comunicación. Pelean por conseguir un minuto de gloria en los informativos (y en la prensa). Sueñan con ver a Matías Prats dando paso a una noticia relacionada con su empresa, producto, campaña o sector. Son inventores de noticias que ofrecen contenidos a los periodistas. Entre todos se forma un apasionante circo de la comunicación.

Pero, ¿de dónde salen esas grandes ideas? ¿Cómo se consigue la llave para abrir la puerta de los medios de comunicación? ¿Qué debo hacer para ser noticia y dar la vuelta al mundo? Hoy me gustaría hablar de un caso concreto. Vi la noticia y me llamó poderosamente la atención (siempre quise decir "poderosamente"). Sobre todo por un motivo: Lo que podía haber significado un problema (de comunicación) se convirtió en un arma de difusión. La noticia dio la vuelta al mundo. Os cuento el caso.

La banda británica MUSE se encontraba en Italia de promoción, concediendo entrevistas y hablando de su nuevo disco, "The Resistance". En su visita a la RAI DUE, la cadena de televisión les ofreció interpretar una canción en playback. El grupo se negó (a medias. Sigue leyendo). Sí hubo playback, pero a su manera (reivindicativa). ¿Quieres a los MUSE haciendo playback en tu programa? Pues los vas a tener. Subieron al escenario del plató de televisión y comenzó a sonar la canción. Allí estaban MUSE haciendo playback: el cantante en la batería, el batería haciendo las veces de cantante y el bajista en el papel de guitarra. Cambiaron sus papeles, mofándose con ironía del playback, del programa y de una presentadora que ni siquiera se dio cuenta del engaño.

No soy capaz de describir el estilo de Matt Bellamy (habitualmente cantante de MUSE) aporreando la batería, haciendo aspavientos y señalando con las baquetas a la cámara. El circo del rock. Y Dominic, el batería del grupo metido a cantante, que posaba y hacía suya la voz de Matt con media sonrisa en la cara (si hubiera podido, estoy convencido de que habría estallado de risa). Para colmo, al terminar la actuación, la presentadora hizo las preguntas de rigor al supuesto cantante y frontman de MUSE, mientras éste se mordía la lengua y no dejaba de citar a su compañero, Matt "el batería".

Pues bien. La noticia ha dado la vuelta al mundo. Y el video ya lo han visto millones de personas. El titular podría haber sido otro: "MUSE se niega a hacer playback en Italia", "Polémica, a MUSE se le sube la fama a la cabeza", "MUSE son unos caprichosos". Pero no. Supieron darle la vuelta, con humor (algo que siempre ayuda para conseguir viralidad). Y la nueva canción no deja de sonar. ¿Fue premeditado? ¿Una estudiada maniobra de marketing? Fuera como fuera, lograron una noticia de alcance mundial. Voy a ver otra vez el video. Y otro día hablamos más de aquello de inventar noticias.



miércoles, 16 de septiembre de 2009

El reto se llama Rockola.fm

Han pasado los años. Recuerdo que era estudiante. Mientras me sentaba delante de un libro sonaba la radio. Y así cada tarde-noche. Parte de ese tiempo "en las ondas" lo pasaba frente a La Gramola de M80 Radio. La gente enviaba cartas (en papel) y dejaba mensajes en un contestador telefónico. Pedían canciones. Cada petición venía acompañada del sonido de una moneda (cayendo al vacío) y un mensaje: "Bienvenido a La Gramola. Esta es tu elección".

Quién me iba a decir que el conductor de aquel programa, el periodista Joaquín Guzmán, iba abrirme la puerta aquella tarde en las oficinas de Rockola.fm (la radio online). Y que hoy estaría formando parte de este apasionante proyecto de música en stremaning a través de internet.

Me explico. Después de 6 años trabajando en la agencia de comunicación y relaciones públicas Best Relations, estoy de mudanza (laboral). Apenas llevo 24 horas como Director de Comunicación de Rockola.fm. Son mis primeros pasos en esta radio online (ojo, que además de radio organiza conciertos, entrevistas, tiene un importante apartado de comunidad y red social). Ya os iré contando. Hoy sólo quería compartir el secreto con vosotros. Agradecer a mis excompañeros la confianza que tuvieron en mi durante estos años (en los que construímos tantas noticias). Y a seguir creciendo. El nuevo reto se llama: www.rockola.fm

jueves, 10 de septiembre de 2009

El síndrome de los Hermanos Alcázar

Sentí un colapso interior. Después vino la incomprensión. Los recuerdos. Hay ciertos símbolos que permanecen inmortales en mi memoria. Me cuesta creer que van desapareciendo todos.

Me explico.
Esta semana volví al Cine Avenida de la Gran Vía madrileña. Mejor dicho, lo que queda de él. En su lugar han abierto una tienda HM que acaba de ser inaugurada. Para lograr tal despropósito fue necesaria una "recalificación" del espacio (decisión política triste). ¿Cómo es posible que un espacio cultural pueda convertirse en centro comercial? No, si al final será cierto que en Madrid la cultura está en venta.

Lo único que queda del cine es un patio de butacas sin butacas (bueno, había perchas) y el cartel de Sala 1, un homenaje (insultante) al pasado. Ni limpiabotas en la puerta. Ni cartelera. Ni taquilla. Ni películas. Ni palomitas. Me cuesta digerirlo. Y no
es la primera vez.

Tengo el síndrome de los Hermanos Alcázar. Para los que no sepan a qué me refiero: Hace unos años se cerró la mítica tienda de discos Madrid Rock. También en la Gran Vía. A pocos metros del (ex) Cine Avenida. En la misma acera (debe estar maldita). En su lugar se abrió otra tienda de ropa. Muchos quedaron "tocados" por el cerrojado. No lo superaron. Y decidieron quedarse allí a vivir, en la puerta de lo que había sido un paraíso llamado Madrid Rock. Todavía hoy puedes encontrarles allí. Son los Hermanos Alcazar, dos heavys de toda la vida. Residen en la puerta, como esperando a que algún día vuelvan abrir su tienda de discos.

Así, año a año, nos quedamos sin cine, sin música (por no hablar de la política de cierre de salas de conciertos), sin cultura y sin memoria. Sé que todo esto no tiene mucho que ver con televisión, ni medios sociales. Pero Madrid habla, los acontecimientos hacen que la ciudad comunique. Y el mensaje que me llega es que no hay lugar para la cultura (popular) en Madrid, al menos en la Gran Vía, una Gran Vía "despoblada" que sólo he visto "limpia" una vez, el día que nos visitó el Comité Olímpico Internacional para valorar la ciudad y la candidatura olímpica. Triste.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Cosas que suceden a la sombra de un evento

Ayer me di cuenta. Quizá me he perdido grandes conversaciones a lo largo de estos años. Me refiero a esas charlas breves que tienen lugar en los eventos. Te empeñas en centrar tu atención en cámaras y redactores, y apenas te das cuenta del personaje que tienes al lado.

¿Por qué digo esto? Porque justo ayer me topé con un tipo curioso, tapado, a la sombra de la entrevistadora (y el cámara). El tercero en discordia era el técnico de sonido. Le brillaban los ojos. Era una de esas personas que transmiten pasión por la profesión, por la comunicación, por la televisión (y los seres que viven de ella).

Y que conste que hablamos poco, pero daba gusto escucharle. Entre otras cosas porque la charla nos llevó incluso a reflexionar sobre el papel que desempeñan los presentadores de programas como Madrid Directo. Sin ir más lejos, comentaba:

"Fíjate cómo funciona el asunto. Dan una noticia, un reportaje, conectan en directo. Por ejemplo, se meten en la cocina de un restaurante para hablar de recetas. Muestran cómo cocinar un plato estupendo. Lo hacen en tiempo record. Lo prueban, lo catan mientras se despiden. Y en cuestión de segundos se produce la desconexión. Nadie se entera de nada, mucho menos de la receta. Porque la protagonista de esta historia no es la noticia, ni la receta. Todo el protagonismo recae sobre el periodista. Él es la noticia, por su forma de hacer las cosas y contarlas. Importa menos el contenido que la persona que nos cuenta las historias."

¿Es positivo? ¿Negativo? Ni lo uno, ni lo otro. Simplemente llegamos a una conclusión: dependerá del tipo de programa del que estemos hablando. En el caso de Telemadrid, la dirección del programa Madrid Directo ha decidido emprender un nuevo rumbo y centrarse en los contenidos, en las noticias y en contar historias. "Los periodistas van a poner más la alcachofa y menos la cara".

¿Decisión acertada? Quién sabe. Lo que sí os puedo asegurar es que no fue tomada a la ligera. ¿Sabías que hay espectadores fieles a un programa que cambian de canal cuando entra en antena un periodista que no les "cae" bien? Ese fue otro de los secretos que ayer me trasladó. Chascarrillos para pensar un rato, ¿no? Por cierto, gracias a este personaje por contarme su "secreto" y dejarme compartirlo hoy con vosotros en Lo Cierto es que.

lunes, 31 de agosto de 2009

Y de repente suena el teléfono en el plató

Siempre lo he dicho. Para poder criticar un disco o un grupo, antes hay que escucharlo. Con los contenidos de televisión me ocurre lo mismo. Es fácil enjuiciar sin ver. Además, los programas de telebasura nos lo ponen a huevo. Pero insisto, me gusta conocer su funcionamiento, sus puntos débiles (y sus fortalezas), antes de formar mi opinión al respecto. Y para eso hay que encender el televisor y ver.

Este discurso no es más que una excusa para decir abiertamente que este verano he visto Sálvame, ese programa de Telecinco presentado por Jorge Javier Vázquez, que comparte cartel con personajes de la talla de Belén Esteban (prefiero obviar el enlace aunque eso me reste la posibilidad de aparecer más arriba en Google). Y os puedo asegurar que algo he aprendido de la experiencia.

Hay un fenómeno televisivo que me llama poderosamente la atención. Transurre el programa con su crónica social, discusiones desgastadas, efímeras, polémicas amarillentas. Y de repente, suena un móvil. Los contertulios descuelgan una y otra vez su teléfono para hablar con el exterior. El presentador interrumpe la dinámica del programa y dice, "atención que Karmele Marchante ha recibido una llamada de su abogado", "Ojo que Lydia Lozano está al otro lado del teléfono con fulanito de tal recibiendo amenazas".

En el cine (ese que está en peligro de extinción, y sino que se lo digan a la "despoblada" Gran Vía madrileña), ocurre lo contrario. Nos invitan a desconectar el móvil antes de que comience la película. Pero ¿qué le ocurre a Sálvame? ¿Se debe a falta de educación? ¿Quizá quieren abrir el programa al mundo exterior de las noticias (faranduleras), en un intento por ir más allá del plató? ¿Es una forma premeditada de crear nuevos canales de polémica en vivo? ¿Una fórmula para generar dinamismo y expectacion?

Estoy seguro de que es premeditado. También estoy convencido de que la dirección del programa busca la cercanía y "recrear" situaciones de la vida real ¿quién no ha interrumpido una conversación por una llamada inesperada? La diferencia es que aquí esa llamada trasciende y se comparte con el público. Esté de acuerdo o no con la fórmula, al menos suceden cosas y hacen pensar, incluso la telebasura. ¿Veremos algún día a Matías Prats cortando en seco un titular para decir, "un momento que me llaman"?

viernes, 28 de agosto de 2009

Streaming

Más de uno habría deseado que las maletas "viajaran" en streaming, para no tener que "descargarlas" del maletero. Las mías guardan reposo en el armario. En fin, terminaron las vacaciones después de cargar gustosamente con ellas. Retorno al día a día, vuelvo a la digitalización. Os prometo que el síndrome de Enjuto tiene cura y pasar unos días sin internet es sano.

Hablando de streaming. Sigo creyendo que el "futuro" de la música no pasa por las descargas (y la posesión de archivos) sino por la accesibilidad. La música en streaming (como los videos) dependen de que el usuario disponga de: 1. Acceso a los contenidos. O lo que es lo mismo, sin (una buena) conexión a internet no tendrían sentido. 2. Una vez que tienes acceso, deseas encontrar contenidos de calidad (variedad) y sobre todo, dar con lo que buscas. 3. Por último, si eres capaz de proporcionar al usuario una experiencia positiva, tal vez, éste se convierta en tu prescriptor (ya no hablamos sólo de fidelización).

Por cierto, en ese entorno (idílico) no hay sitio para internet de pago. La conexión a la red debería ser un servicio para los ciudadanos o, como algunos se atreven a decir, un derecho fundamental del hombre. En ese futuro, ni las administraciones públicas ni las propias compañías podrán eludir su responsabilidad. ¿O sí?

miércoles, 26 de agosto de 2009

Segunda temporada de Lo Cierto es que

"Tu rubia. Yo Vega Verde. ¿Qué vas a hacer?". Y se quedan tan anchos. ¿Pero no lo habéis visto? No sé si es consecuencia del calor (o de la crisis) pero este verano hemos asistido al renacer de spots publicitarios que creíamos extintos. Anunciantes sin escrúpulos (o sin presupuesto para rodajes) han desempolvado sus viejas cintas VHS para mostrar de nuevo al mundo eslóganes de un pasado que sólo Youtube se resistía a enterrar. Os voy a confesar algo. Al oir "Tu rubia. Yo Vega Verde" no lo pude evitar. Imaginé a un copy con empacho de películas de Tarzán, "Yo Tarzán. Tú Chita", en su grado más básico de instinto animal. Si ya lo dicen en los pueblos, la cabra siempre tira pal monte.

Y no son los únicos. Que se lo digan a Moussel Gel. Eso es maximizar el presupuesto (de antes de ayer) para arrancarle una sonrisa al director de marketing. La culpa de todo esto la tienen las revistas. Sí, sí, las de tendencias (sobre todo). Llevan años gritando a los cuatro vientos que si se lleva lo retro, que si lo vintage está de moda. ¿Habrá que leer menos?

Cosas de 2009, el año en que no hubo canción del verano. O mejor dicho, la publicidad fue la canción del verano (azul). Si "Ya lo sabía" yo, que "Donde caben dos caben tres". En realidad, hoy quería hablar de esto, pero un informativo se adelantó y ya lo contó. Así que no le voy a dar más vueltas. Vayamos a los formalismos: Queda inaugurada la segunda temporada de Lo Cierto es que. ¿Qué tal las vacaciones?

martes, 16 de junio de 2009

Último capítulo de la temporada

Hablando de todo un poco. Cómo está el patio, padres que cobran a sus hijos por el alquiler del piso. ¿Le pondrán precio al menú del día? Facebook (que ahora permite a sus usuarios personalizar el nickname) recibe 550 solicitudes por segundo. Por cierto, que ya hay Facebook en suahili, aunque se ha demostrado que la "red social" tiene problemas de penetración en algunos países (como China). Y en España a lo nuestro, cada día se venden 21.000 equipos TDT que no servirán cuando llegue la TDT de pago (pregunto). Cosas que pasan.

En Social Media, lo último es destapar a los falsos gurús (y escribir sobre ello). El experto desenmascara al no experto. Lo que está ocurriendo tampoco es nada nuevo. En Internet se miente (mentir no es 2.0). Cada día esto se parece más a El Programa de Patricia: Dos cibernovios se ven las caras por primera vez, pero no se reconocen en persona, porque las fotos que se habían enviado eran falsas.

Y por falso que parezca, Spotify le gana terreno a las descargas! Y encima prepara su primera versión para móviles! ¿Te imaginas que un día Internet fuera gratis y pudieras oir cualquier canción en cualquier momento, desde cualquier lugar, simplemente desde tu terminal? El futuro es la accesibilidad. No se necesita poseer archivos, sino acceder a contenidos.

Hablando de todo un poco, hoy es el ultimo capítulo de la primera temporada de "Lo cierto es que". Bajo el telón por unos días (y en cuanto cambie el decorado comienzo una nueva función). Espero que os haya interesado algo de estos 29 capítulos. Os dejo con las tomas faltas, un artículo extra que escribí para Medios Sociales.es. Como decía SuperRatón "No se vayan todavía, aún hay más".

viernes, 12 de junio de 2009

Brazo izquierdo

Hablo demasiado de Twitter y medios sociales. Pero hoy no. Hoy me dedico a pensar en el brazo izquierdo. Una herramienta poderosa. ¿Un don? Imprescindible en los negocios. Vital para la supervivencia del profesional (de la comunicación y de cualquier ámbito). Deberíamos dejarnos de tanto seminario 2.0. Si hubiera un congreso titulado "Cómo manejar mejor el brazo izquierdo" me apuntaría. Nunca dejo de aprender cosas del "brazo" de otros.

Donde no quiero tener brazo izquiero, sino un hacha, es para hablar de Televisión Española. ¿Has intentado ver últimamente una película en TVE1? Hora de inicio las 23:00, por ejemplo. Hora de finalización: No lo sé, era de madrugada y no pude soportar otra tanda de anuncios.

Mira que me gusta la pulicidad y a veces hago contrazapping, pero lo de TVE me recuerda al mejor Telecinco en tiempos de las mamachicho metiendo publicidad indiscriminadamente. Igual quieren hacer el "agosto" antes de que alguien llegue y les haga cumplir la Ley de una vez. Porque supongo que sabrás que TVE es una televisión pública en cuyo modelo de financiación está prohibido (por ley) vender espacios publicitarios. Lo que ocurre es que lo tenemos asumido (consentido). Esto también es competencia desleal (y doble financiación público-privada).

Aún así, me gusta que pongan anuncios (buenos) como éste: Una barbacoa.
Un pinar. Hamburguesas. La autocaravana. Salchichas. Una familia retro-cool. Comida en el campo. Estética de película de Alfred Hitchcock. De fondo suena el "sacatum" en versión tétrica (ya sabemos que se trata de Calvo. Calvo = Atún). Otro guiño a Hitchcock, aparecen gaviotas, están fuera de contexto (el mar). Sin decir ni una sola palabra ya sabes que Calvo te está presentando unas hamburguesas y salchichas de bonito. Al spot le sobraba la explicación del final, donde Calvo dice lo mismo pero a lo convencional. Con lo mágico que hubiera sido contarlo sin nada más.

miércoles, 10 de junio de 2009

¿Cuantos más RT más 2.0?

¿Sabes quién sería un buen twittero? TXT, el redactor de las noticias de teletexto. Un adicto a los mensajes breves. Noticias en menos de 140 caracteres. ¿No conocerás quién está detrás? Siempre he tratado de imaginármelo.

Hasta aquí llega mi curiosidad en ratos de "ocio". Otras veces, simplemente me detengo frente a cosas que me llaman la atención. Leo un comentario en un blog: "Los expertos en Social Media, especialmente los de Twitter, son robots haciendo RT, máquinas de SPAM". ¿Y los que no son expertos? Qué ganas tenía de hablar de este post.

Razón no le falta (me gusta la autocrítica). Es peligroso caer en ciertas rutinas 2.0 que son fácilmente identificables. Pero en su crítica olvidó mencionar algo. La sindicación de contenidos. Está claro que no es más 2.0 el que más comparte. El valor no está en la cantidad de RT. Sin embargo, los medios sociales no se entienden sin conceptos como redifusión, twitts, RT, #hashtag. En definitiva, diálogo.

Creo que hablo demasiado de Twitter.

martes, 9 de junio de 2009

Diccionario: Commhunter

Commhunter: De la unión de community (comunidad) y hunter (cazador).

Dícese del individuo que participa en los medios sociales. Dialogante (e inquieto) por naturaleza. Sindicador contenidos. Participa activamente en wikis. Ser que es capaz de detectar tendencias en Red (y explicarlas). Se le atribuye un gran poder de observación.

Ver también definición de wikihombre.

Prefijo 91 para llamadas desde fuera de Madrid

Andaba pensando "tampoco ha pasado tanto tiempo desde que podíamos llamar dentro de Madrid sin tener que poner el prefijo 91". Es más, todavía quedan algunos letreros (no tan) antiguos que lo demuestran. "Tampoco ha pasado una eternidad desde que dejé de usar las cabinas de teléfono". Y ahora no puedo vivir sin el iPhone (que no tengo). Los cambios no producen vértigo. Generan ansiedad por conocer lo último, por asimilar la revolución. Abren (y acentúan) la brecha digital. De momento hoy, sólo quería decir eso, algo que se me pasó por la cabeza en el bus.

martes, 2 de junio de 2009

Redes profesionales: Prohibido el acceso a menores de Tuenti

Los medios sociales nacen, crecen, se reproducen (aunque ya no es el boom de hace unos meses), y con el tiempo mueren y desaparecen (¿quién se acuerda de Second Life?). Los commhunters (community manager + hunter) no sólo son testigos de este ciclo de vida. También participan en los medios sociales, escuchando, colaborando en wikis, dialogando a través de redes, sindicando contenidos. Además son los localizadores de tendencias 2.0.

Pero no hablemos de commhunters. El tiempo (ciclo de vida) es el que nos aporta visión y la distancia para encajar cada pieza en un lugar. Hay ciertos aspectos que ya están interiorizados a nivel colectivo (y no hay que explicarlos). Hagamos la prueba. Busquemos relaciones entre una palabra y su significado. Tuenti, adolescente. Facebook, todos. MySpace, música. Wikipedia, enciclopedia.
LinkedIn, profesional.

Precísamente de estas últimas quería hablar. Las redes profesionales como Xing, Viadeo o LinkedIn van camino de convertirse en la nueva cola del paro. Pero no son únicamente un lugar para colgar el curriculum (sin más). Permiten establecer una red de contactos, facilitan la integración del usuario en grupos de sectores profesionales (como Bits PR), o pueden servir de punto de partida para hacer negocios. Y como en cualquier otra red social, el éxito de éstas radica en los individuos. Esa es la clave de los medios sociales (profesionales o no). El éxito (y el poder) está en manos de los usuarios.


Lejos de lo que se pueda pensar, las redes profesionales no son un espacio exclusivo para ejecutivos encorbatados (donde la gente se trata de usted). Se valora la calidad del contenido, la red de contactos y la participación. Ya no es noticia contratar personal después de localizar a los candidatos a través de redes sociales. Eso forma parte también del ciclo de vida, se normalizan unas cosas y vendrán otras. Commhunters, ¿cuál será la próxima sorpresa de Internet? ¿El helado de Twitter?

De consumidor fidelizado a individuo frustrado: El caso de Rodilla (Parte II)

Inaudito. Ayer hablé de una campaña de fidelización mal planificada, aquella que puede generar una experiencia negativa entre los consumidores (y no soy el único). Pues bien, hay segunda parte.

Después del desagradable episodio de los s
andwiches, decidí exigir a Rodilla que me suprimieran de su base de datos. Y aquí viene la sorpresa: amenazas. ¿Realmente, señor Rodilla, consideran que un mensaje donde se ejerce presión sobre el consumidor es positivo para su estrategia de fidelización? Juzguen ustedes mismos. Éste es el mensaje que pude leer al decirles que quería darme de baja: "¿Estás seguro? No podrás acceder a más ofertas".


Introducir al consumidor en la senda del miedo es antagónico a la fidelización. Así como las experiencias positivas logran un clima de confianza entre público y compañía, mensajes con carga negativa ligados a un acontecimiento engañoso llevan a abrir una brecha (insalvable) entre consumidor y empresa. Por cierto, ¿por qué Rodilla no insistió de la misma manera al darme de alta?

Y el proceso no termina ahí. Una vez solicitada la baja, Rodilla volvió a mostrarme un mensaje. "No podrás acceder a más ofertas de Rodilla".
Ahora sí que estoy fidelizado de por vida.
Hasta siempre señor Rodilla.

Para darse de BAJA de Rodilla PULSA AQUÍ

lunes, 1 de junio de 2009

De consumidor fidelizado a individuo frustrado: El caso de Rodilla

Fidelizar es sinónimo (entre otras cosas) de facilitar buenas experiencias. Rodilla iba por buen camino cuando captó mi atención en Spotify con un banner: "Come por la cara". La promoción parecía sencilla y me registré en la web (el miércoles, justo después de comer). Al instante enviaron un SMS. Presentando el mensaje en cualquier establecimiento me invitarían a un menú "por la cara". Cara es la que tiene Rodilla.

El SMS mostraba la fecha de caducidad de "mi promoción": 2009-05-29 (es decir, el viernes). Así que, apuré hasta la tarde (del viernes) para arrodillarme ante el mostrador. Sonrisa promocional, móvil en mano y estómago rugiente, me estrellé cuando escuché: "Disculpe, su mensaje ha cadudado. Su oferta era válida hasta las 15:13 horas". Anonadado volví a mostrar y leer el mensaje. "Lo ve, pone hasta el 29 de mayo y hoy es 29 de mayo". Empezaba a sentirme como esas señoras sedientas de caldereta, paella y gran chocolatada gratis en la plaza del pueblo. Pero mi insistencia no logró dar frutos. Según pude saber, disponía de 48 horas para utilizar el SMS desde el momento de recibirlo. Sin embargo el mensaje sólo indicaba "válido hasta el 29". Eran más de las 6. Había llegado tarde.

¿Promoción engañosa? Una campaña que puede generar confusión y una mala experiencia al consumidor es como mínimo peligrosa. Y no me refiero a la letra pequeña, porque en el SMS de Rodilla no la había, sino a la omisión de información.

Estimado señor Rodilla, cuando midan el éxito de su campaña no lo hagan contabilizando el número de nuevos usuarios registrados, el tráfico del microsite de la promoción o cuánta gente acudió hasta sus establecimientos. Tengan en cuenta el grado de satisfacción de cada uno de ellos cuando llegó a su casa. Quizá olvidaron pensar en eso.

jueves, 28 de mayo de 2009

Helado de Twitter

¿A qué sabe Twitter? Es lo que me he preguntado al leer la noticia: "Una empresa de Alicante comercializa helado sabor a Twitter". Sus creadores, un matrimonio con más de 30 años de experiencia en la industria heladera, prometen que será azul y refrescante. Vamos, ideal para el verano (esperamos que no contenga restos de plumas del pajarito).

Un helado azul no es nada nuevo. Hay una generación que seguro que recuerda el Frigurón, el helado con forma de tiburón de Frigo. En sí, la noticia tampoco me llamó mucho la atención, porque por estas fechas los medios de comunicación siempre "repiten" las mismas historias (el año pasado fue el boom del helado de fabada) y terminan siendo previsibles. ¿Qué te juegas a que la semana que viene Madrid Directo va a estar en una piscina municipal hablando del inicio de la temporada de las piscinas?

Sepa a lo que sepa, desde hoy mismo me hago follower del helado de Twitter. Pediré uno de dos bolas (la otra de Facebook).

miércoles, 27 de mayo de 2009

Cinco cosas que me molestan de Twitter

Me mojo. Cinco cosas que me molestan de Twitter (o que simplemente quiero tener en cuenta):

1. La consolidación del twitt "me estoy comiendo un bocata". Pues que aproveche. Para más información sobre este tipo de twitts acudir a El Minutario.

2. ¿Qué sería de algunos "gurús" sin Google? Venga a buscar noticias de social media y venga a twittearlas. Copia pega. Ese es el camino para ser un lider de opinión (cuando uno mismo no tiene nada que decir). Ojo, el que esté libre de pecado que twittee la primera piedra (poniendome a caldo).

3. Agregar sin mirar. Que quiero aumentar el numero de twitteros que me siguen, cierro los ojos, agarro el ratón y ¡ale! a hacerme seguidor de todo el mundo. Alguno caerá y se hará follower mío. Eso es criterio.

4. Hay que estar (por estar) ahí. Pero ¿te has parado a pensar si es la mejor estrategia para tu compañía? Igual no es tu momento (o tu lugar). Aunque también es cierto que algunas empresas atrevidas están abriendo camino (de forma inteligente), estoy contigo viajes (gracias por el comentario). Sin embargo tengo dudas con otro punto, ¿las empresas necesitan Twitter para ser más transparentes?

5. ¿Qué tiempo dedicas en Twitter a dialogar, leer, conversar, responder y atender comentarios? Deja de pensar en cómo vas a sorprender con tu próximo twiit.



martes, 26 de mayo de 2009

Periodismo ciudadano

Si la información es poder, ¿el poder está cambiando de manos? Quizá una parte sí, porque los medios de comunicación ya no son los únicos que cuentan, recomiendan y opinan. Y por lo tanto, se puede generar influencia desde otros lugares. Hablo de los medios sociales. ¿Somos ingenuos creyendo que se está dando la vuelta a la tortilla?

No es nada nuevo hablar de periodismo ciudadano. Lo que sí es (relativamente) reciente es el poder que ha adquirido gracias al escenario 2.0. ¿Pero se puede llamar periodista a un individuo que comparte noticias? ¿Es equiparable su labor a la que ejercen los profesionales (con cinco años de carrera) llamados periodistas? ¿Sería lícito que hubiera cirujanos ciudadanos?

Más cuestiones relativas al poder. El profesor (y bloguero) Ignacio Martín Granados me aclaró algunas dudas cuando expuso su visión del caso Obama, el candidato de Internet. ¿Sabías que el 55% de la población de Estados Unidos utilizó la red como fuente de información durante los comicios? Obama se hizo fuerte (y cercano) a través de los medios sociales y utilizando (de forma muy meditada) los móviles. Por cierto, da gusto escuchar a alguien que se apasiona con lo que habla.

Los medios de comunciación no tienen vuelta atrás. Ellos mismos han reconocido como necesaria la participación del lector como modelo de supervivencia (2.0 = horizontal). Así, resulta fácil encontrar diarios como El País que dedican una sección al periodismo ciudadano bajo el título Yo, Periodista. El lector deja de ser pasivo y se convierte en redactor. El País (como otros diarios) abre las puertas a su público para que envíen noticias a través de Internet o videos desde el móvil.

El debate seguirá ahí. Que se lo pregunten a Pedro J, que dice que "un vecino con una manguera no es un bombero. De la misma manera, un vecino que ve como atropellan a un gato y lo cuenta en internet no es un periodista".

viernes, 22 de mayo de 2009

Competencia desleal

No lo puedo evitar. Tengo que denunciar esto, aunque les esté haciendo "publicidad" (espero que negativa). Quiero hablar de una práctica (totalmente desleal) que una agencia de relaciones públicas ha decidido poner en marcha: ¿Trabajas con una agencia? Dinos cuanto pagas y nosotros te lo hacemos por un 25% menos.

¿Lícito? ¿Sucio? Justifican su campaña diciendo que son tiempos de crisis. Entonces ¿vale todo? La Publicidad tiene un código ético y mecanismos de autorregulación, los profesionales de las relaciones públicas ¿deberían cumplir unos mínimos (éticos)? De momento estoy siendo suave. Les citaré textualmente (que así me caliento). Éste es un extracto de la carta que envían a los posibles clientes:

"Y además, durante nuestra presentación, disfrutarás de un masaje a cargo de un masajista profesional".

Genial. Y de paso se la chupan, ¿no? Intento ser suave pero no me sale decirlo de otra forma. Menos mal que ADECEC (Asociación de Empresas Consultoras En Relaciones Públicas y Comunicación) ha decidido no ser imparcial, primero tachando de "comportamiento desleal" esta acción. Segundo, comunicando que tomará cartas en el asunto (siempre quise escribir esta frase). Tercero, dejando claro que están "atentando contra las reglas de comportamiento ético y la leal competencia profesional" (textual).

Así mismo, ADECEC ha puesto en manos de organismos nacionales e internacionales la denuncia. ¿Qué dirá la prensa? Me preocupa. ¿Qué dirán los clientes? Ahí está la clave. Y no es miedo a que las agencias pierdan clientes. Es miedo a que sirva el "vale todo". Así va el sector.

miércoles, 20 de mayo de 2009

El minutario

El diario, esa "libreta" personal e intransferible, murió hace tiempo. Un Fotolog con ansias de ego, donde se dejaban confesiones (sin pensar en las consecuencias), y algún blog (personal) acabaron con él. El mundo en el que vivimos (que exige inmediatez) hizo el resto. Ya no sirve contar lo que te ocurre a diario. Es la era del minutario.

Entro en Twitter. "Me estoy comiendo un bocata", "Voy camino del aeropuerto", "Preparando la reunión de esta tarde". ¿De verdad tenemos la necesidad de decir lo que hacemos en cada momento, minuto a minuto? ¿Cuál es la verdadera utilidad de social media? Los medios sociales buscan respuestas. "What are you doing?" (Twitter), "¿Qué estás pensando?" (Facebook). El mal entendimiento de estas "herramientas" nos lleva al minutario (y si me apuras al segundario).

El valor de cada perfil creado en los medios sociales no radica en el volumen de comentarios, twitts, o post por minuto, sino en el contenido de cada palabra que se deja en la red. Creo que nos hace (y me hace falta) utilizar de forma responsable (y menos ególatra) los medios sociales, para no caer en un minutario. Corremos el riesgo de convertir Twitter en un GPS de "estoy en Gran Vía esquina San Bernardo".

martes, 19 de mayo de 2009

Una de Twitter y otra de televisión

Ríete de la gallina que twittea. Tiene 173 seguidores y se ha abierto un Facebook para promocionar cursos de cocina. ¿Pero cómo ha conseguido esos followers? Son muchos los twitteros que rechazan la idea de obtener "amigos" agregando previamente al mayor número de personas bajo el lema "alguno caerá". Parece ser que nuestra gallina juega al "te cuelo si me cuelas" (en la cola del colegio) y se ha hecho seguidora de más de 700 twitteros. ¿Es lícita esta estrategia en 2.0?

Más cosas que hacen pensar. La televisión. La censura no es cosa del siglo pasado (aunque lo parezca). Televisión Española nos ha demostrado que se puede hacer censura hoy día (con dinero público). Sí, hablo de la famosa pitada de la final de la Copa del Rey que TVE1 no mostró. ¿Cómo se les ocurre decir que fue un error humano si una semana antes se estaban debatiendo medidas para evitar el abucheo? La solución (lamentable) fue no retransmitir lo que en ese momento era noticia. Pero eso no es lo peor. Más tarde, en el descanso (del partido), intentaron engañar a la audiencia. Mostraron las imágenes que antes habían sido censuradas manipulando el audio, para que la pitada quedara (silenciada) sepultada bajo un himno que sonaba atronador.

Tanto debate y tan poco tiempo para escribir.

jueves, 14 de mayo de 2009

El misterioso viral de las zapatillas colgadas

Un día cualquiera al subirme a un taxi dí las buenas tardes. "Serán para usted" contestó el taxista "que habrá comido, la tarde no empieza hasta que me siento a comer". Cosas de los madriles, la ciudad del mundo en la que se camina más rápido (lo dijeron ayer en las noticias). Dejemos las anécdotas.

Otro día cualquiera. Mediodía (
que en España no significa que sean las 12, sino la hora de comer). Subo por una estrecha calle de Lavapiés. Los cables de la luz parecen tendales ¿de ropa? No, de zapatillas. A la vuelta de la esquina otra calle y más zapatillas. ¿Qué está pasando? Un poco más allá encuentro la respuesta. Dos jóvenes llevan una bolsa de deporte grande. Sacan pares de Converse, nuevecitas (llevan hasta las cajas). Las anudan y las lanzan al aire. Otro par más colgadando del cable.

Lo primero que pensé. "Les pillé. Soy testigo de un viral. Seguro que hay algo detrás". Recuerdo que lo twitteé al instante. Lo siguiente que me vino a la cabeza, "Coño. Están nuevas. Voy a por una escalera". Y así hice. Me lancé a la calle en busca de las zapatillas. Gratis. Y allí estaba yo, con un palo, subido a la escalera, cortando la calle y con una nube de vecinos alrededor (se avecina tormenta).

"Oiga. No cuelgue cosas ahí que ya está bastante sucio el barrio". La indignación iba en aumento. "¿A quién representas para hacer eso?". También estuvo el defensor de los tendales "¿quién os da derecho a quitarlas? Es arte". Pero lo mejor estaba por llegar. Un poco más. Un poco más. Ya está! Primer par en mis manos. Y decepción. "Pero si son del mismo pie". Humillante. Converse lo tenía todo estudiado. Así que bajé. Al instante un camión se detuvo bajo el cable. Tres obreros (espectadores hasta ese momento) subidos al remolque despejaron el cable y se fueron del escenario del crimen (o de lo que pudo ser un viral).

El caso es que desde aquel día tengo las zapatillas (anudadas) en casa esperando que ocurra "un milagro". Y ayer sucedió. Lo descubrí. Shoefiti (graffitis aéreos), una moda (tendencia) basada en colgar prendas de ropa (con mensaje) en los cables de la luz. Converse, además de colgar zapatillas, apoyó está intervención callejera con cartelería (no convencional). Viral conseguido o no, seguí investigando. Es brutal. Internet está lleno de noticias, foros, blogs donde se habla de shoefiti. Unos preguntan a otros ¿cuál es el origen? Hay muchas leyendas. Para mi fue un misterioso viral. Lástima que no tenga dos pies izquierdos. Por cierto shoefiti no está en la Wikipedia. Habrá que subirlo.

Fotografías: www.lanoconvencional.com

miércoles, 13 de mayo de 2009

La gallina que twittea

Cada día una sorpresa. Abro Twitter y me encuentro a Gallina Blanca (y espera que llega lo mejor). Acaban de convertirse en mis followers. Y digo yo, ¿para qué querrán seguirme? Esto huele que alimenta (y no precísamente a caldo) a estar por estar.

Eso es lo que creo. Alguien le ha contado a Gallina Blanca que los medios sociales son el futuro (o el presente) y que hay que estar (antes que nadie). Espero que no se les haya olvidado pensar qué van a hacer cuando ya estén.

Desconozco por completo si Gallina Blanca (o la agencia que les lleva) ha diseñado una estrategia de comunicación 2.0, por lo que me ceñiré al conocimiento que tengo en este momento. Quizá dentro de un tiempo esté hablando de ellos como un ejemplo de éxito (pero lo dudo). Al menos en mi caso creo que nadie ha (investigado) mirado mi perfil antes de agregarme.

Pero ¿qué dice Gallina Blanca en sus twitts? "Y esta noche, qué tal una cremita de almendras". Digamos algo en su favor. Han incluido el enlace a una video-receta. Al menos integran varias plataformas. Punto para la gallina, que no sé si tendrá los huevos de oro, pero los tiene bien grandes para lanzarse (al vacío) de esta manera. Otro punto para ella (por valiente).

¿Sabes qué te digo? Que en el fondo me gusta. Voy a disimular y a mirar de reojo. A ver cómo actúan, ya os iré contando. Igual se pone interesante. Párate a pensar ¿qué hará Knorr? En cualquier caso, me gusta que ocurran cosas. Me gusta que me rompan los esquemas y compañías "tradicionales" intenten demostrar lo contrario (de lo que pienso). Ya lo han intentado con el spot publicitario de "Juan Palomo", pero ese es otro cantar.

Otra cuestión que me preocupa. ¿Qué ocurrirá cuando los usuarios (libres) perciban que las empresas (e instituciones) se están adueñando de su espacio 2.0? ¿Habrá estampida? ¿Saldremos corriendo hacia otros medios sociales aún por inventar?

martes, 12 de mayo de 2009

Los correos abducidos

Es un misterio. Sucedió hace unos días. Encendí el ordenador y abrí el correo. Algo llamó mi atención. No, no eran las ofertas del SPAMercado (alagamientos de noseque, réplicas de nosecuantos). Mis ojos se habían quedado paralizados ante un mensaje y una fecha. Tenía delante de mi un mail abducido en 2005 que, inexplicablemente, había sido devuelto al planeta Outlook 4 años después de su desaparición.

Sí, el correo falla. Lo que desconocía es que tiene la capacidad de devolverte un trozo del pasado. Lo comenté con los que tenía cerca. Y desde aquel día, no he sido el único al que le ha llegado un mail del más allá. Todos los correos abducidos se perdieron en la misma fecha, 2005. ¿Dónde estuvieron todo este tiempo? ¿Quién los retuvo?

Por aquel año trabajaba para eBay. Acabábamos de lanzar PayPal en España, tal y como recogían algunos medios de comunicación. No teníamos Spotify, ni iPhone, ni Eee PC, ni Wii, ni 2.0 (como mucho 1.8). ¿Será que la crisis agudiza el ingenio?


lunes, 11 de mayo de 2009

Nos falta orgullo profesional

Estamos verdes. Tanto 2.0. Tanta red. Tanto hablar de medios sociales (entonces los otros qué son, ¿insociables?). Tanto experto. Tanto visionario 3.0. Tanto gurú. Y tanto aprendiz (como yo). Y no hemos sido capaces de pensar y construir una definición de comunicación 2.0 en la Wikipedia. Os prometo que la semana pasada llegaba a decir que comunicación 2.0 era una actitud (entonces es como el rock, "el rock es una actitud").

Hoy dice así: "La comunicación 2.0 es el intercambio comunicativo mediante la utilización de medios sociales. Tiene como principios fundamentales la interacción, la colaboración y la horizontalidad. En el ámbito de las relaciones corporativas, la manera en que los usuarios de las aplicaciones de la web 2.0 más utilizadas hacen uso de estas herramientas para crear contenido y formar comunidades sin requerir de conocimientos técnicos, puede trasladarse al comportamiento comunicacional de una organización. Algunos de los medios sociales más utilizados por las personas son facebook, myspace, twitter, slideshare, youtube, google, wikipedia".

Es para pensar. Los propios sujetos (activos) que conforman el 2.0 no han sido capaces de definir en la Wikipedia qué es la comunicación 2.0. ¿Como nos van a creer? Somos unos orgullosos, somos testigos de los cambios, pero nos falta orgullo profesional. La prueba del delito.






jueves, 7 de mayo de 2009

Diccionario: Wikihombre

Wikihombre (latín wikihomo, -inis):

De la unión de wiki y hombre (tomado en su acepción neutra, es decir, referente a raza humana, hombre o mujer).

Dícese del individuo despierto, con capacidad "ilimitada" para absorber contenidos (de unos y de otros). Basa su conocimiento en el esfuerzo colaborativo a través de los medios sociales (su objeto de estudio). Abierto al debate. Libre. Receptivo a los cambios. Accesible. En permanente discusión. Predispuesto a analizar, sintetizar y teorizar todo lo referente a 2.0 (3.0, o lo que venga). Sinónimo de wikihumano (en inglés wikihuman).

Corrige o añade tu comentario.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Obsesiones televisivas

Te sientas delante del televisor. Hay un programa de información general. Un presentador (periodista o no) va a dar paso a una conexión en directo. En un pequeño recuadro espera otro periodista. Alcachofa en mano, asiente con la cabeza. Antes de que abra la boca puedes convertirte en el prestidigitador del salón de casa. Dí en voz alta: "Así es". Al instante, el periodista al que iban a dar paso reproducirá tus palabras. "Así es". Infalible.

No hay ningún misterio. Es la coletilla más peinada y manoseada por estos profesionales (periodistas o no). A la hora de poner el título al blog me lo pensé. "Así es" era una gran candidata. Pero opté por "Lo cierto es que". Es mucho más intrigante. Párate a pensar, si "lo cierto es que.." ¿Qué será lo falso? Sería maravilloso utilizar "Lo falso es que..". O mejor aún, "la mentira es que". Siempre me lo pregunto cuando lo oigo. Mis pequeñas obsesiones y autocríticas. Por cierto ¿seguirá existiendo el teletexto cuando sólo quede la TDT? Obsesiones.

martes, 5 de mayo de 2009

Con los oídos pegados a Spotify

Pocas veces he sucumbido ante un capricho digamos "promocional", sintiendo que estaba ante la oportunidad de mi vida. Una de ellas fue en el 89. Pepsi me mandó a casa (gratis) la camiseta de Madonna del disco Like a Prayer. Y es que desde pequeño ya apuntaba maneras. Me apasiona la música. Por eso hoy hablaré de música, porque ha ocurrido algo.

Pero antes de desvelar más detalles, miremos al pasado. Ocurrió hace un par de años. Sala Moby Dick (Madrid). Acababan de suspender un concierto. No duró más de media hora. Había varios heridos. El cantante del grupo había destrozado parte de la sala. En uno de sus arrebatos se colgó del techo. Él y una inmensa bola de cristales se precipitaron al vacío y cayeron sobre los espectadores, dejando a su paso varias cabezas abiertas. A la salida estaba la policía, tomando nota de las pertinentes denuncias. Los diarios del día después hablaban de vergüenza, ¿una operación de marketing para promocionar al grupo?

Fui testigo del numerito y de un ruido descafeinado, mal entendido, mal interpretado por aquella banda de niñatos. Dos años después se me han pegado los oídos (como las sábanas) a Spotify. Estoy escuchando el segundo disco de The Horrors, los mismos que dejaron su tarjeta de presentación en Madrid hace dos años. Huele a garaje, a Joy Division, a The Cure y en algún momento a The Doors. Grata sorpresa.

Pero todo esto no era más que una excusa para hablar de Spotify. Antes comprábamos discos. Los poseíamos. Los exhibíamos en estanterías. Después descargábamos archivos. Los poseíamos. Los acumulábamos en el MP3. Ha llegado la era de no poseer nada. Ni discos, ni archivos. La música está ahí. Suena. Gratis. Sólo necesitas Internet, que algún día también será gratis. Sí, Internet será gratuito y accesible (en las ciudades). Algún día. ¿Lo crees?